martes, 20 de septiembre de 2011

¿Acapulco en la azotea?

Una de las desventajas de vivir en la mejor playa del mundo es que no se puede disfrutar de la playa con todas las de la ley, es decir, registrarse en un hotel, tirarse en un camastro y beber todo el día con sus intervalos regulares de nado libre. Pero ahora encontramos la excepción de la regla, mi suegra tenía un tiempo compartido y se podía pedir un intercambio en uno de los resorts que están a unos minutos de Playa del Carmen. El resultado ha sido que aunque vengo a trabajar, por la tarde llego al hotel y disfruto en grande, además de que como es temporada baja, todo está prácticamente vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario